COMPARTIR

¿LA TECNOLOGÍA AFECTA NUESTRO SUEÑO?

¿LA TECNOLOGÍA AFECTA NUESTRO SUEÑO?

Si bien la tecnología es una estupenda ayuda para múltiples actividades de la vida diaria, este debe de tener un límite o de lo contrario más que un beneficio nos podría perjudicar, como sucede en el caso de las horas de sueño y el descanso.

El sueño es una parte integral de la vida cotidiana, una necesidad biológica que permite restablecer las funciones físicas y psicológicas esenciales para un pleno rendimiento. Su funcionamiento es por medio del ritmo circadiano, el cual permite regular las funciones del cuerpo e indica cuándo podemos levantarnos y acostarnos.

Este ritmo circadiano es controlado por receptores del cerebro que son activados por la luz del ambiente en donde nos encontramos. Si todo está apagado y oscuro, el cerebro asimila que es hora de dormir, y si todo está iluminado es hora de levantarse.

Ahora, si empalmamos la tecnología con las horas de sueño, nos daremos cuenta que la luz de las pantallas de los dispositivos son los causantes de que un equipo (televisión, computador, tableta o móvil) afecte nuestras horas de descanso nocturno.

A lo antes mencionado, el uso de estos aparatos puede generar altos estados de activación y alerta, acrecentándolos en los momentos previos al dormir.

No dormir adecuadamente o lo suficiente, podría ser la causa de enfermedades cardiovasculares, obesidad, depresión, diabetes, y pérdida de memoria.

Pero, ¿cómo mejorar la independencia de la tecnología antes de dormir? Leer un libro por unos minutos, escuchar un par de temas relajantes o tomar notas en un cuaderno, puede ayudarnos a descansar eficazmente.

Cuéntanos, tras terminar de leer este artículo, ¿qué aparatos tecnológicos evitarás usar para tener un reparador descanso?

Fuente: www.telesurtv.net / www.iis.es